Traducción jurada

Las traducciones juradas, traducciones oficiales firmadas y selladas por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, tienen valor oficial según establece el Real Decreto 2555/1977.

Los documentos traducidos por un traductor jurado tienen, por tanto, efectos legales frente a numerosos organismos públicos dentro y fuera de España. Principalmente, realizamos traducciones juradas para empresas y despachos de abogados de contratos, escrituras y poderes notariales, pero también para particulares: partidas de nacimiento, certificados de defunción, testamentos, antecedentes penales, certificados académicos, títulos universitarios, certificado de matrimonio, pasaportes, libros de familia, etc.

¿Necesitas una traducción jurada con la garantía de que el producto final será impecable?

Llámanos